Dinero III: La Isla crea un estado, y acaba fabricando dinero

(En construcción)

Tenemos nuestra feliz población, que nos sirve para probar principios principalmente de carácter económicos. Está la introducción a la misma en http://goo.gl/mdK3sq .

Básicamente, funcionaba como una comunidad, en la que usan el dinero como formalización del trabajo y deudas entre ellos, de forma que todos contribuyen igualitariamente a la comunidad.

Creación de un estado.

Después de la creación original de su moneda, y con un buen funcionamiento y estable, Los habitantes de la isla, piensan en mejorar su situación y funcionamiento.

Ejemplo de necesidades que aparecen.

Los habitantes, crearon su propio banco (tal como se explica en la introducción anterior). Y estaban organizados entre ellos para ver quien y como se gestiona. No todos los habitantes, quieren o pueden dedicarse a gestionarlo.
Asimismo, introduzcamos también, los habitantes que trabajan para la salud de la población. Estos habitantes, tienen sus conocimientos, y su trabajo. Pero quieren mejorar la salud de todos, ampliando los conocimientos de los médicos, o realizando algún centro de salud mejor al que tienen. También tienen algún problemilla derivado de que su trabajo aunque en promedio está como los demás habitantes, resulta ser poco periódico, o sea hay temporadas en las que trabajan mucho, y otras en las que no, con lo que también sus ingresos son irregulares.
La primera solución, puede ser que directamente la comunidad preste dinero a los médicos, para que puedan realizar las mejoras. Pero para darle algo de continuidad en el tiempo al tema, pueden aparecer otros pequeños problemas. Si se presta el dinero a los médicos, estos finalmente, tendrán que trabajar bastante más para poder devolver el préstamo. Luego probablemente ellos tendrán que cobrar más a los demás habitantes para compensar eso, con lo que la situación se complica un poco.

Se crea el estado.

Para ello, lo que deciden es crear un especie de estado, que se encargue de llevar a cabo las mejoras en sanidad, y la gestión del banco.
Este estado de momento NO tiene ninguna función de gobierno sobre los habitantes de la isla, aunque evidentemente, es de una enorme influencia sobre el trabajo y economía de sus habitantes.

Financiación.

La primera y evidente forma de financiación que tiene, es en forma de impuestos, que en este caso, simplemente de forma periódica, se cobra una pequeña cantidad por igual a todos los habitantes de la isla. Esta cantidad recibida va directamente a pagos de forma periódica al medico, y gestor de la banca. Dicho de otra forma, el medico pasa a ser un funcionario, y tenemos un pequeño estado.
En este momento, la situación económica de la isla, así como el trabajo, recursos, etc. de sus habitantes: En promedio NO varió en absolutamente nada. Ya que los trabajos que realizan estos funcionarios, hasta ahora mismo, son exactamente iguales a los que realizaban antes (aunque pudieran estar realizados por personas distintas en distintos momentos), y sus tarifas son exactamente las mismas. Antes los habitantes le pagaban directamente, y ahora pagan al estado, pero no le pagan a el. Nadie trabaja mas que antes.
En este momento, los ingresos del estado, son exactamente igual a los gastos, y en cada periodo todo es igual que antes. Con la mejora entre otras cosas, de que los funcionarios tienen un sueldo más regular, y tenemos la base para avanzar en alcanzar los objetivos.

Préstamo para avanzar.

En este caso, se quiere cumplir el objetivo de avanzar en la sanidad, por ejemplo: realizando obras para mejorar el ambulatorio.
El estado, lo que hace, es uso de parte del fondo que la comunidad tenía para prestamos y causas puntuales. En este momento ocurre lo mismo que si cualquiera lo solicitase, y como tal, se tiene que devolver, si no fuese así, ocurrirían algunas de las cosas comentadas anteriormente, y que algunos de los habitantes de la isla acabaran trabajando “gratis”.

Pero si se devuelve ese préstamo, el resultado final, es que la comunidad ayudo a realizar ese proyecto, pero como luego se tiene que devolver, los constructores finalmente tienen que acabar devolviendo ese trabajo a la comunidad, con lo que realmente al final es como si es proyecto fuese realizado únicamente con el esfuerzo “gratis” de esos constructores (los funcionarios).
Esto no parece que es justo, ni lo que se pretendía en un principio, que vendría a ser algo realizado por y para todos. Con lo que ese préstamo simplemente no se devolvería. Pero al no devolver el préstamo, entonces en ese momento, se da por finalizado el especie de compromiso de la comunidad en forma de fondos en el banco para realizar más cosas y servir como de ayuda puntual a proyectos. No es posible a partir de este momento el realizar otros proyectos ni a ayudar a habitantes particulares.
Según la naturaleza de estos nuevos funcionarios (nueva generación, inmigrantes o gente que trabaja más), se acabará de nuevo en una situación estable de precios o en una inflación de los mismos.

Aumento de impuestos.

En este caso, lo que se hace es que los impuestos que se cobran a cada ciudadano, son superiores al mínimo comentado anteriormente.

La primera forma de operar, podría ser que todos los habitantes hacen un esfuerzo adicional de trabajo (y consumo de recursos), de forma que llenan el banco con ese dinero necesario.
En el momento que se tiene la cantidad necesaria para realizar el proyecto, entonces ya estaríamos en el caso anterior del Préstamo. Aunque se divida el proyecto en partes más pequeñas, y se dé comienzo al mismo antes de tener todo el dinero recaudado, no cambia en nada esta idea.
Básicamente, los habitantes, pueden entonces trabajar algo más para compensar esa pérdida de poder adquisitivo, para estar en el mismo nivel que estaban antes de los impuestos.
También pueden simplemente consumir menos de otras cosas, lo que haría un menor consumo, y probablemente una menor producción, que por decirlo de alguna forma: forzaría a otros también a un menor consumo. Sin embargo, no hay que olvidar que en este momento, tenemos los que están trabajando en la construcción del centro, no están realizando (ahora mismo su trabajo NO es directamente útil, en el futuro está claro que si), nada para el resto de la comunidad directamente, pero sin embargo si que consumen recursos de esta, con lo que finalmente, el consumo de trabajo y recursos global, no se verá resentido.
En un caso particular, imaginémonos un habitante, que simplemente decide consumir menos fruta debido a la reducción de poder adquisitivo. Parte de esa perdida irá a los trabajadores del ambulatorio, con lo que es equivalente a que para poder realizar ese proyecto, ese habitante comparte (obligado), parte de su comida con esos trabajadores.

Resumiendo, lo que ocurre viene a ser una combinación de:

  • Trabajan más todos al final, directa o indirectamente que coincide con lo necesario para ese proyecto de construcción.
  • Comparten parte de sus recursos con esos trabajadores.

Impresión o fabricación de dinero adicional.

Este estado recién creado, como tiene entre sus tareas, gestionar el dinero y al menos el banco insular, podría decidir simplemente la creación de dinero adicional. O sea directamente imprimir más billetes. El estado entonces puede hacerlo, pero además, es necesario algo más: El que pueda distribuirlo de alguna forma, y que además sea útil para el objetivo.
Si decidiese simplemente repartirlo entre las personas, no serviría para el objetivo, se produciría un aumento temporal de consumo y trabajo (pero realmente innecesario), y una inflación exactamente proporcional al dinero introducido, tal como se comento en la entrada anterior, con sus idénticas consecuencias.

Si se decidiese introducir este dinero como fondos del banco, entonces, estaríamos de forma similar al caso de partida del Préstamo, aunque puede acabar con unas importantes diferencias.
El caso más favorable, para que sea todo siga igual, sería el caso en que los fondos originales que tenía el banco, no fuesen usados. Así la situación sería exactamente igual y no tendría sentido esta impresión de dinero.

Se podría usar este dinero para pagar directamente a los realizadores del proyecto. En este caso, es exactamente lo mismo que si el dinero se mete en el banco y luego se usa para pagar el proyecto a partir de ahí.

Mientras se está realizando el proyecto, estos trabajadores van introduciendo poco a poco el dinero en el resto de la población, esta población, entonces tendrá que trabajar más para mantener su mismo estatus en general que tenía antes. También puede ocurrir que si algún producto no puede seguir la nueva demanda, entonces directamente estamos en el caso en que el resto de los pobladores, comparten parte de sus recursos.
Lo que ocurre, es exactamente lo mismo que en el caso de aumento de impuestos.

Al menos durante la duración del proyecto, la fabricación de dinero, es equivalente al aumento de impuestos.

En cuanto finalice el proyecto, entonces dependiendo de la naturaleza de los trabajadores que realizaban el proyecto, puede ocurrir una combinación de lo siguiente:

  • Si son “nuevos habitantes”, entonces al pasar a formar parte de la nueva población, al menos una parte del nuevo dinero, formara parte de este aumento, y se integrara perfectamente en el sistema, sin que se produzca ninguna variación en los precios.
  • Si no hay nuevos habitantes, entonces ocurrirá inflación durante un periodo, y pasado ese periodo, la situación quedará igual que antes.

Primeras conclusiones

  • Un banco sirve para poder hacer cosas entre todos de forma mas fácil
  • No se crean los bancos para controlar la población esclavizarla o demás cosas habitualmente escuchadas por ahí. Pero por desgracia, no se impide tampoco que se usen para esos fines.
  • Un préstamo no devuelto, implica que alguien (o grupo) tendrá que trabajar mas o perder poder adquisitivo
  • Los que pagan las consecuencias de un préstamo no devuelto, puede ser cualquiera/s
  • Imprimir dinero de más, puede ser equivalente a aumentar los impuestos durante cierto periodo
  • Las inyecciones de dinero, se tienen que hacer a los bancos, y no a los ciudadanos directamente.
  • Los bancos gestionan nuestro dinero, trabajo, tiempo y recursos, y como tal deberían des ser muy cuidadosos con ello. Aunque las consecuencias puedan quedar diluidas, NO desaparecen y por ello se debería de vigilar mucho a los banqueros, concejos de administración, etc
Advertisements

Coca Cola ya no mola

En la gala de los Goyas ha habido nuevas protestas respecto al ERE en las embotelladoras de la península ibérica. Eso me ha recordado que llevaba queriendo enterarme mejor de ese tema.

Coca Cola Iberian Partners no es Coca Cola

Supongo que esto es bien sabido por la mayoría, pero en muchas noticas y comentarios en Facebook no se hace ninguna distinción. Coca Cola funciona con un modelo de franquicias. El “jarabe” (concentrado con la fórmula) se fabrica en Atlanta y se exporta a franquicias embotelladoras de todo el mundo. Estas franquicias operan con relativa independencia y son las encargadas de añadir el agua, el CO2, la botella y la distribución. Supongo que la empresa central establece muchos controles, pero en cuanto a despidos y estructura empresarial probablemente no tengan mucho que decir. En esta nota de prensa de Coca Cola se habla del nuevo acuerdo con sus “Iberian Partners” (CCIP) y parece claro que a ellos la cosa ni les va ni les viene:

“While we’ve had a good system here, our bottling partners wanted to come together to become even better at executing with precision for our customers and consumers in this important market. We applaud them for their leadership.”

Es decir, que Coca Cola pensaba que ya había un “buen sistema, pero sus socios en la península prefirieron juntarse para ser aún mejores. Aplaudimos su liderazgo”. Deduzco que ellos creen que las ventas (y sus ganancias) no van a cambiar y el resto se la trae al fresco.

CCIP está dirigida por Sol Daurella, una de las fortunas mayores de España. Su fortuna familiar se estima en 1900 millones de euros, casualmente es casi la misma que la del principal director de Coca-Cola en Estados Unidos.

¿Cuál es la posición de CCIP?

Ante todo, quiero que quede claro que el hecho de que cite periódicos no quiere decir que me crea a pies juntillas lo que se dice en ellos. Sin embargo, lo cierto es que toda la información que tenemos proviene de otras fuentes. Cada uno es libre de dar a cada cosa el nivel de credibilidad que quiera. Empezamos con un extracto de Cinco Días:

La empresa asegura que “durante la reunión ha insistido que se trata de una medida necesaria y plenamente justificada desde un punto de vista organizativo y productivo” y ha recordado que ya ha puesto encima de la mesa la posibilidad de cubrir 500 nuevos puestos a través de recolocaciones, para los que además se destinarán paquetes específicos de ayuda Asimismo, existe la posibilidad de alcanzar aproximadamente 350 prejubilaciones. “De esta forma, la afectación máxima al final de proceso, podría limitarse a unas 350 salidas en toda España”, subraya.

De aquí se pueden sacar varias conclusiones. La primera es que la razón para el ERE es “organizativa y productiva”. Es posible que esto tenga gran parte de verdad y no he visto que los sindicatos lo nieguen. De hecho parecen aceptar implícitamente que es cierto (lo veremos más adelante). Hay otras posibilidades, como la de que aprovechen para despedir a trabajadores con antigüedad para, más tarde, contratar a trabajadores jóvenes más baratos o que echen a trabajadores madrileños, que cobran más, para contratar en otras provincias de sueldos más bajos. Esta última razón tiene muchos visos de ser real.

Respecto al número de recolocaciones pienso que no es creíble. Mi impresión es que ese número podría ser cierto si muchas familias estuvieran dispuestas a mudarse e irse a otra provincia a ganar menos dinero. La realidad es que eso no siempre es posible o deseable.

Algo parecido pasa con las prejubilaciones. En algún otro sitio dicen que depende de las leyes y de cuántos trabajadores puedan acogerse a ellas. Seguro que, nuevamente, CCIP ha escogido el número mayor entre los posibles. Mi impresión es que los despidos directos serán más cercanos al doble de lo que dice la empresa (o quizás más), eso sin contar los empleos indirectos.

¿Cuál es la posición de los sindicatos?

Esta es, para mí, la parte más confusa. CC. OO. dice que va a denunciar a CCIP porque el ERE “no se ajusta a derecho”. La razón, púramente técnica, es que CCIP es “grupo mercantil”, pero no “grupo laboral”, lo que significaría que los trabajadores no tienen libertad de movimiento entre las diferentes plantas. Desconozco las implicaciones legales de esa diferencia, pero no parece que sea un grave escollo para la compañia. Quizás sea una maniobra negociadora, pero yo creo que no estaría de más que hablasen de razones de mayor peso.

En el mismo artículo se citan las palabras de un representante de UGT:

Desde UGT también anuncian que impugnarán el expediente “si la empresa no acredita su legitimidad para presentarlo”, como ha hecho ya CCOO. “Si los despidos son consecuencia de esta reestructuración hay que dejar claro que todas las empresas por sí solas son viables. Facturan 3.000 millones de euros al año y han tenido 900 de beneficios”, critica Canet.

Es decir, no dicen nada de que el embotellado y distribución se pueda hacer de forma más eficiente, sólo argumentan que con el número de trabajadores antiguo la empresa era viable; sin importar si el sistema era eficiente o no (aquí es donde decía que los sindicatos implícitamente reconocen que se ganará eficiencia con el cambio).

¿Cual es la realidad?

Es difícil de saber. Hay que leer entre líneas y asignar niveles de credibilidad a cada declaración. Mi opinión personal es que CCIP pretende ganar eficiencia primero y ahorrarse sueldos altos después; pero es difícil estar seguro de cuál es el motivo más importante.

Lo curioso es que los sindicatos aseguran conocer todo esto por el documento que ha presentado la empresa; pero por más que he buscado, no he sido capaz de encontrarlo. Puedo entender las razones de CCIP para no hacerlo público; pero ¿cuál es la razón de los sindicatos? ¿No sería lógico que nos dieran la información que reconocen tener? Supongo que es posible que la información esté por ahí y yo, simplemente, no haya sido capaz de encontrarla. He buscado en periódicos y las páginas webs de los sindicatos; pero no ha sido una búsqueda exahustiva.

¿Eficiencia o puestos de trabajo?

Supongo que este es el quid de la cuestión. Aunque comprendo que detrás de los despidos hay historias tristes, me cuesta aceptar que se hagan cosas ineficientes sólo por mantener a trabajadores en sus puestos de trabajo. En un mundo ideal, habría trabajo (o dinero) para todos y las cosas se harían de la forma más eficiente. La realidad es mucho más complicada.

Supongamos por un momento que es cierto que el proceso va a ser más eficiente (y visto lo visto, parece que es bastante creíble). Eso significa, muy probablemente, menos emisiones de CO2 por botella producida.

No sé cuál es el impacto de esas emisiones concretas. Probablemente sea una gota en el océano de CO2 producido por el resto de empresas; pero si pensamos en la industria española global, está claro que necesitamos mejorar la eficiencia y pronto.

De la misma forma, con suerte, las energías limpias harán que algún día el carbón y el petróleo sean innecesarios. Se perderán miles de empleos, pero eso no nos impide investigar para que suceda cuanto antes.

Miscelánea

Para terminar, un par de cosas más.

La primera es que, si es cierto que se ganará eficiencia con el cambio, sería de esperar una reducción en el precio de los productos que CCIP embotella. Sin embargo, no tengo muchas esperanzas.

La segunda es que me resulta bastante curioso que esta defensa de los trabajadores de CCIP la hagan muchos de los mismos que han pedido boicotear Coca Cola en otras ocasiones, Las razones en aquel momento eran otras:

En definitiva, queremos sacar la Coca-Cola de nuestras vidas y de nuestras universidades (y con ella todos los productos asociados al “bienestar”… del gran empresario).»

Es decir, el boicot pretendía dejar de consumir Coca Cola porque era ejemplo de capitalismo. Hay dos posibilidades: Una es que no creyeran que fueran a tener ningún éxito con el boicot (con lo cual mentirían sobre sus intenciones) o que sí (con lo cual CCIP se vería abocada a despedir parte de su plantilla).

Parece que lo importante es meterse con Coca Cola. Si existe porque existe y si no existe porque no existe.

Dinero II: La Isla del dinero Lost & Found

El objetivo de esta entrada, es poner un sistema económico básico, que nos permita entender mucho mejor algunos aspectos del dinero. Intentando quedarnos en la parte de los conceptos, de forma que no perdamos de vista los flujos monetarios, trabajo, etc. Si usásemos directamente nuestro país como ejemplo, creo que sería muy fácil perderse y olvidar conceptos fundamentales, que podrían falsificar conclusiones o las ideas a las que podamos llegar.

La Isla de Lost & Found

Isla Mauricio, cerca de Magadascar.

El nombre está relacionado con la idea de ver donde va a parar el dinero, si puede desaparecer, multiplicarse, y donde o en que se convierte. Las características principales que  nos interesan en la isla, son las siguientes:

  • Tenemos una isla, sin relación económica con el exterior. Tenemos un centenar de habitantes (o familias, da igual).
  • La isla les provee de recursos naturales para vivir aceptablemente bien.
  • El dinero que está circulando entre los habitantes es de 12000$.
  • En promedio cada habitante cobra unos 10$ al mes, y acaba pagando por servicios o materias a otros la misma cantidad.
  • Están tan bien organizados, que básicamente ese dinero en billetes y monedas, va pasando de unas manos a otras, intercambiando los productos. Unos recogen y preparan alimentos, otros arreglan las viviendas/infraestructuras, etc. Así pues el dinero que cobran, es de intercambios con los otros habitantes de la isla, de forma que todos trabajan para el bien de todos, y tienen el dinero como sistema de intercambio de trabajo, bienes, comida, etc.
  • Los habitantes de la isla, viven bastante holgados en cuanto a necesidades. Dicho de otra forma: No están trabajando a destajo todo el día y tienen bastante margen para trabajar más o no a voluntad, y si no lo hacen en algún momento, es básicamente por que no necesitan/quieren.

Por ejemplo, el que recoge fruta, acabará vendiendo la fruta a lo largo de 1 mes, por valor de las 10@. Parte del dinero que cobra por ello, lo gastara en mantenimientos varios, salud, educación, etc, de forma que realmente no ahorra nada a final de mes (Se entiende en promedio a lo largo de un año).

Por ejemplo el medico, trabaja justo para cobrar los 120 $/año, y los gasta en alimentos, mantenimiento, etc. Y así todos y cada uno de los habitantes de la isla.

Dicho de otra forma, en algún momento, crearon su moneda, la imprimieron, se la repartieron entre ellos eliminando probables pagares u otros sistemas de moneda, y es la que siguen usando hoy en día.

Tenemos que la masa monetaria en manos de los habitantes, es en un momento cualquiera, de 12000$ .

El origen de ese dinero

salario

Resumiendo, el dinero, surgió de forma natural, para simplificar lo que venían haciendo. Los habitantes de la isla, se intercambiaban favores entre ellos, lo que dio lugar a múltiples tipos de cambios y trueques variados. A veces algunos de los habitantes, no necesitaban alguno de los productos/servicios que se ofrecían pero si otros, pero que no resultaba sencillo conseguirlos, ya que tenían que pasar por esos productos intermedios innecesarios para esos habitantes. Una solución simple, fue inventarse la moneda, y buscar un valor que satisfaga a todos, en base a las tasas de intercambio que estaban usando.

Los bancos.

Como chiste, es simpático, y aunque quizás en algún caso sea así, y mucha gente crea que siempre es así, está lejos de la realidad.

Como chiste, es simpático, y aunque quizás en algún caso sea así, y mucha gente crea que siempre es así, está lejos de la realidad.

Adicionalmente, en el momento de la creación de su moneda, decidieron dejar un fondo adicional en una especie de caja común, gobernada en principio entre todos, de 100$, por si pudiera aparecer algún imprevisto o para cualquier otra cosa.

Probando a realizar un préstamo.

En un momento dado, uno de los habitantes, debido a un rayo, se le chamusco la casa, y necesita con bastante urgencia realizar reparaciones en su casa.

Para reparar su casa, tiene distintas opciones:

  • Si opta por seguir al ritmo normal, quizás consuma menos de unas cosas, y gaste algo mas en otras relacionadas con la reparación de su casa, pero en este caso, tardará bastante en volver a construirla.
  • Puede ocurrir, que se pongan todos los demás habitantes a ayudarle a construirla. En este caso los demás habitantes, están trabajando y poniendo recursos propios para la construcción de esa casa. Va implícito entonces en que este usuario, ayudaría a su vez a otros en situaciones similares, lo cual no es muy diferente a un préstamo.
  • La opción que nos interesa para poder seguir con el tema de esta entrada al blog, que es en la que el usuario decide tomar parte de ese dinero que está en el fondo común.

El habitante, después de las reuniones pertinentes, tiene derecho a tomar prestada una cantidad de 50$ que es lo que le ayudaría a acelerar la construcción de su casa.

Veamos que efectos inmediatos tiene el que ese usuario tenga ese dinero adicional:

  • Comprará más material del que se compraría en situaciones normales. Esto hace que por ejemplo el que se encarga de vender y preparar la madera, tenga que trabajar más que lo habitual, para proporcionar esa cantidad extra.
  • Contratará algún ayudante, para realizar alguna labor. En este caso, la situación, será alguna combinación de las siguientes opciones:
    • El ayudante, puede dejar de hacer sus labores propias, con lo que finalmente acabaría ganando lo mismo, pero alguien tendría que trabajar más en algún momento para suplir ese mismo trabajo que no realizó.
    • El ayudante, puede simplemente trabajar adicionalmente en esta reconstrucción, en cuyo caso el trabajo adicional lo hace esta misma persona, y es fácilmente identificable.
  • El propio habitante, podría trabajar menos en sus labores habituales, cambiando ese trabajo por el de la reconstrucción. Lo que ocurre, puede ser una combinación de lo siguiente:
    • Si produce, o realiza labores que pueden esperar, pues los demás habitantes, simplemente esperaran a que la reconstrucción esté finalizada, y a partir de ahí tendrá que trabajar más para ir poniéndose al día en los pedidos.
    • Si produce algún tipo de perecederos, por ejemplo fruta, pues no es posible, luego “ponerse al día”, con lo que los demás habitantes, pues simplemente tendrán esa carencia.

En este momento, el dinero circulante en manos de la población es de 12050$.

Devolviendo el préstamo.

Se realizó correctamente la obra, y en este momento, el habitante, tiene que devolver los 50$ tomados prestados.

En el caso más simple, en que su trabajo habitual, pueda “acumularse”, pues entonces tendrá que trabajar más durante una temporada, y esos 50$ adicionales que están en circulación, acabaran de nuevo en sus manos y los devolverá al deposito común (banco), de esta forma, hemos vuelto a la situación original, y siguen igual que siempre, con dinero en circulación: 12000$.

Si el trabajo habitual fuese por ejemplo el de frutero, está claro que si no vendió para alimentación a otros habitantes durante ese periodo, no va a ser posible que le compren toda la fruta que no compraron anteriormente, ya que no la consumirían. En este caso, es posible que el usuario caiga en el caso de no devolver el dinero. Lo que puede hacer en todo caso siempre, es a su vez, seguir trabajando como de costumbre, y hacer alguna labor extra a sus vecinos en algún momento, con lo que irá recuperando el dinero prestado y podrá devolverlo al fondo común.

En ambas situaciones, simplemente el habitante tiene que trabajar exactamente lo mismo más, por el valor de 50$, en un caso trabaja más en su trabajo habitual, y en el otro en cosas ajenas, pero es lo mismo.

Al final, esta situación, es la misma en la que unos se ayudan a otros, y viceversa, pero simplemente la ayuda “debida”, está cuantificada, y es por decirlo de alguna forma, mas estrictamente justa y equitativa.

¿Y si no se devuelve el dinero?

El habitante, no devuelve el dinero al fondo común. En este caso, el dinero en circulación entre los habitantes, sigue siendo 12050$. En este caso, ocurre una combinación de las siguientes opciones:

  • Una parte (o todo) de ese dinero extra (50$), se queda almacenado en manos particulares, en uno o varios habitantes. Debido a que los habitantes, compran lo necesario, pues una cantidad extra de dinero a la larga, no la gastan. Incluso es posible que tuviesen problemas para poder gastar ese extra.
    Ese dinero está por ahí guardado, quedando la situación similar al inicio, aunque el dinero no está en el fondo común.
  • Una parte o todo ese dinero, se gasta, o sea los habitantes, van gastando ese dinero extra en comprar más cosas según va pasando de mano en mano ese dinero extra. Como la tendencia es a consumir lo que quieren y necesitan, y trabajar solo cierta cantidad en promedio, pues lo que va a ocurrir, es la famosa Inflación, en la que los productos acaban siendo mas caros, justo en promedio para compensar ese dinero extra, y la situación volverá a ser estable, aunque los precios algo más caros, pero también ganan justo eso más, así que no hay cambios.

La situación real, puede ser una combinación de los anteriores casos, aunque a la larga, el dinero que está almacenado en las familias, tiene bastantes posibilidades de acabar sirviendo para comprar en algún momento alguna cosa adicional, acabando entonces en el circuito monetario, y aumentando la inflación.

Pero en esta nueva situación, lo que ocurre es que hubo gente que trabajo más en algún momento, para directa o indirectamente hacer la reparación de ese hogar, que no tienen opción a recuperar ese trabajo, o sea que no ocurrirá que en algún momento, tengan contraprestación por ello. Dicho de otra forma: Siempre habrá personas que habrán trabajado gratis, y no se les devolverá el favor realizado.

Dinero I: La crisis y la paradoja del abuelo

Las crisis tienen sus causas y sus efectos. Respecto a los últimos, muchos son claros y otros son sólo reconocibles al cabo de los años; respecto a las primeras, incluso décadas y siglos después, los economistas siguen discutiéndolas.

No pretendo pues explicar cuáles son las causas de la crisis actual; sólo mostrar una forma diferente de entenderla y, específicamente, estudiar una de las explicaciones habituales:

La culpa de la crisis la tienen los bancos.

Siempre que escucho algo así (aunque cabe la posibilidad de que yo mismo lo haya dicho) pienso que el que lo dice tiene demasiada confianza en el sistema. La suposición implícita es que si los bancos se hubieran comportado de otro modo, no tendríamos estos problemas.

En esta entrada argumentaré que, aunque sí es cierto que los bancos son parte del problema, da igual como se porten. Aunque los banqueros fueran bellísimas personas, estamos jodidos igualmente.

Los bancos y el viaje en el tiempo

Supongamos una sociedad en la que no existen los bancos. A parte de ese detalle, todo lo demás es más o menos igual. Incluso existe el dinero (aunque el sistema monetario actual depende necesariamente de los bancos, no vamos a entrar ahora en esos detalles).

Pongamos que nos queremos comprar una casa. Lo más habitual es que una persona normal no tenga suficiente dinero para comprar una casa. Incluso aunque no hubiera bancos e hipotecas (los cuales pueden ser causa de aumento en los precios), es razonable pensar que una casa requiere una cantidad de dinero igual al trabajo de varios años.

¿Qué posibilidades tenemos? Una de ellas es pedir dinero a nuestro tío rico, suponiendo que tengamos uno. Nuestro tío accede a prestarnos ese dinero a condición de que se lo vayamos devolviendo poco a poco. Como somos su sobrino favorito, ni siquiera nos cobrará intereses por el préstamo.

Desgraciadamente no todo el mundo tiene un tío así, y los pocos tíos millonarios y generosos que hay seguro que tienen varios sobrinos en edad de comprarse piso.

Generalmente tres

Otra posibilidad consiste en ahorrar. Quitando intereses y suponiendo de nuevo que sin bancos los pisos podrían ser más baratos es posible que una persona normal pudiese comprar uno tras unos diez años de ahorros. El problema es que generalmente no podemos permitirnos esperar tanto tiempo.

Existe una tercera posibilidad que es una combinación de las anteriores. Para ella necesitamos añadir un detalle más a nuestra sociedad imaginaria: una máquina del tiempo (si nos hemos imaginado una sociedad sin bancos, lo de la máquina del tiempo es peccata minuta).

En este caso, lo que haríamos sería ahorrar durante esos diez años y luego mandar esos ahorros una década al pasado. A efectos prácticos,  una vez decidido que vamos a ahorrar el dinero recibiríamos la visita de nuestro yo del futuro con el dinero necesario.

En cierta forma, lo que estamos haciendo es pedirnos un préstamo a nosotros mismos o, mejor dicho, a nuestro yo del futuro. Una vez recibido el préstamo podemos comprarnos la casa y luego poco a poco nos iríamos pagando a nosotros mismos (ahorrar).

Esta solución tiene las ventajas de que sólo dependemos de nosotros mismos y de que podemos disponer del dinero inmediatamente. La única desventaja es que hace falta una máquina del tiempo, pero eso es sólo un detalle técnico.

Es importante darse cuenta de que no estamos usando la máquina del tiempo para crear dinero (hay formas) ni para ninguna maniobra pseudolegal. Simplemente estamos trayendo desde el futuro un dinero que hemos ganado con nuestro trabajo. Todo perfectamente legal.

Evidentemente, sería un engorro que cada persona tuviera que tener una máquina del tiempo en su casa; además, guardar los ahorros en casa es un riesgo. Una solución mejor sería que hubiera unos centros que se encargasen de todos los detalles: guardar nuestros ahorros y recibir los “préstamos” del futuro. Puestos a imaginar, estos centros serían sociedades sin ánimo de lucro y funcionarían con eficacia exquisita.

Los bancos de verdad

Regresemos por un momento a la realidad. ¿Cuál es la diferencia entre esos centros y los bancos? De acuerdo: los intereses, la falta de eficacia, el ánimo de lucro, no tener máquinas del tiempo etc. Admito que son diferencias importantes, pero no fundamentales. Si pensamos en un banco como una caja negra, no es más que un centro que trae dinero desde el futuro y nos lo da con la condición de que se lo devolvamos antes de que el futuro se vuelva presente.

Ya lo sé, suena inverosímil, pero en líneas generales es correcto.

Tendemos a pensar que los bancos nos prestan su dinero y luego nos piden que se lo devolvamos con intereses, como si fueran un prestamista de tres al cuarto. La realidad es que los bancos crean el dinero que nos prestan, algo que un prestamista no suele poder hacer. No se trata de algo ilegal, de hecho, es la base del sistema monetario fiduciario.

A lo mejor soy yo, pero para mí decir que “traen el dinero del futuro” tiene más sentido que decir que lo crean mágicamente.

En cualquier caso, la idea es la misma. El banco estudia nuestra petición de préstamo e intenta predecir si seremos capaces de pagarlo. En caso afirmativo, crea la cantidad de dinero pedida y nos la da. De nuevo, si pensamos en un banco como en una caja negra, las diferencias entre éstos y los centros con máquinas del tiempo es sólo una cuestión de exactitud en las predicciones.

Podríamos pensar que al banco el futuro le da igual. Que cuando pedimos una hipoteca el banco nos está dando el valor del piso, pero no es cierto. El banco no tiene ningún interés en la casa. Lo que quiere es que le devolvamos el crédito con intereses.

Un ejemplo mejor es pedir un crédito para un negocio. En ese caso, el banco intentará predecir si nuestro negocio tendrá éxito y si, en el futuro, seremos capaces de pagar el préstamo.

Regreso al futuro

Volvamos a nuestra sociedad imaginaria.

Pongamos que pedimos un préstamo a nuestro yo futuro para comprarnos una casa. La idea, como ya sabemos es trabajar duro y empezar a ahorrar para poder disponer en el futuro del dinero necesario.

Sin embargo es posible que, una vez comprada la casa decidamos que no es necesario trabajar tanto o dedicar tanto porcentaje al ahorro. Al fin y al cabo ya tenemos la casa.

La situación es similar a la famosa paradoja en la que uno va hacia atrás en el tiempo y mata a su abuelo antes de que fuera padre de nuestro padre. ¿Desapareceríamos de la existencia en ese mismo momento?

En Regreso al Futuro, esa paradoja se muestra visualmente por medio de una foto de la que van desapareciendo los hermanos de Marty McFly.

En la película, las figuras empiezan a desaparecer cuando parece claro que Marty no va a ser capaz de cumplir su misión (que sus padres se besen en el baile del pez bajo el mar, o algo así). En nuestra sociedad imaginaria podríamos pensar que los billetes prestados comienzan a desaparecer cuando empiece a estar claro que no vamos a ser capaces de pagar el préstamo. Quiero recalcar que no somos nosotros los únicos que perdemos. El dinero desaparece de la circulación.

No quiero dar la impresión de que la culpa de la crisis es que la gente es una vaga y luego no puede pagar sus préstamos. Las causas de que el futuro no se cumpla pueden ser muy variadas: error en las previsiones, falta de confianza, cambios políticos, etc.

Lo importante es que, en un sistema en el que el dinero en circulación depende de préstamos basados en acontecimientos futuros, la paradoja del abuelo está siempre ahí, como una espada de Damocles. No importa si los bancos son buenos, malos o regulares. La economía depende de que no matemos al metafórico abuelo.