Cristo, Gandhi, Marx, Lenin y el Che

Tras leer la siguiente noticia de El País, he estado mirando cosas sobre Juan Manuel Sánchez Gordillo (SG).

Como ando por los USA, no me entero de todo lo que pasa en España, así que no sé hasta qué punto este pollo es conocido o no. Yo sólo había oído cosas sueltas, pero no tenía claro quién era.

Como sólo he mirado por encima, tampoco puedo decir que lo conozca bien ahora. Es el alcalde comunista de Marinaleda, un pequeño pueblo de Sevilla donde todos los trabajadores tienen el mismo sueldo, acceso a vivienda barata (que ellos mismos deben ayudar a construir) y demás curiosidades.

SG es también sindicalista y en condición de tal ha sido noticia por lo que llaman “expropiaciones forzosas de alimentos”, es decir, coger (sin pagar) comida de supermercados para entregarlas a diversas ONG.

Cada cual es libre de opinar lo que quiera respecto a esas cosas, yo en esta entrada no voy a defenderlas ni atacarlas. Sólo voy a entrar en un detalle, una repuesta que da SG en una entrevista para la web Kaosenlared:

–¿Su comunismo no está algo anticuado?

–Nunca he pertenecido al Partido Comunista de la hoz y el martillo, pero sí me siento comunista, o comunitarista, como sí creo que se sintieron el Cristo, Ghandi (sic), Marx, Lenin y el Che. Una mezcla de todo eso.
Buena miscelánea nos ha hecho SG. Poner en la misma frase a personajes de tan distinto calado, ideología y hasta probabilidad de existencia es una genialidad o una sandez. Veamos:

Cristo

Empecemos por el principio. Cristo no pudo ser comunista ni comunitarista ni de ninguna otra ideología decimonónica. Hablamos de un personaje que supuestamente vivió en las primeras décadas del siglo I, cuando los problemas que darían lugar al nacimiento del comunismo estaban muy lejos.

¿Existe algún rasgo de Cristo que lo haga “protocomunista”? Lo desconozco, mi impresión es que no, pero si algo está claro es que con el nuevo testamento en la mano se defienden todo tipo de políticas, desde extrema derecha a extrema izquierda pasando por el extremo centro.

A Cristo el trabajo parecía importarle poco. Lo que pide a sus seguidores es que lo dejen todo y le sigan, no que abandonen el sistema capitalista y establezcan un sistema comunitario de gestión de la tierra. El imperio Romano tampoco le molesta (al César lo que es del César). Su reíno no era “de este mundo” y todas las cosas mundanas le daban bastante igual.

Dejad de seguirme, ¡diantre!

Gandhi

Podría decirse que Gandhi fue comunista, con la salvedad de que él siempre negó cualquier relación con el comunismo tal y como se entendía en Europa: es decir, como una lucha de clases. De hecho, según Wikipedia: “Sobre economía política, pensaba que ni el capital debería ser considerado más importante que el trabajo, ni que el trabajo debería ser considerado superior al capital, juzgando ambas ideas peligrosas”. Teniendo en cuenta que el comunismo europeo giraba alrededor del concepto de “trabajo”, está claro, que no era un comunista al uso.

Pero admitamos que era un comunista al estilo indio, en cualquier caso, el rasgo más claro de la ideología de Gandhi (que, por cierto, tiene muchos puntos oscuros) es la resistencia no-violenta.

John Cleese disfrazado de Gandhi

Marx (Karl)

Quizás en el mundo de SG uno pueda decir Marx sin especificar su nombre. En el mío, los Marx son, en orden de importancia, Groucho, Chico, Harpo, Zeppo, Karl y Gummo.

En este caso no queda duda, Karl Marx era comunista. No “comunitarista” ni nada por el estilo. Comunista con todas las letras.

Lenin

Otro comunista de pro, de los de hoz y martillo. De hecho, probablemente la hoz y el martillo eran suyas, o más bien de su jardinero, ya que Lenin era de buena familia. A diferencia de los dos primeros, Lenin consideraba que la violencia era necesaria para la revolución.

Che Guevara

¿Era comunista el Che? Es difícil de decir. Durante su vida parece que hay más casos en los que negó serlo e incluso se posicionó en contra de diversos partidos comunistas que casos en los que afirmó serlo. Sus únicas constantes políticas parecen ser el antiimperialismo (norteamericano), la revolución y la guerra de guerrillas.

El Che es el de barba

La situación política en latinoamérica era complicada por entonces (no como ahora). Baste decir que Batista llegó a la presidencia con el partido Socialista-Democrático, mientras que los comunistas consideraban a Fidel un golpista. Castro, por otro lado, se declaraba por entonces antiimperialista, nacionalista y anticomunista. La oposición a Batista (al menos en los últimos tiempos) no consistía sólo en los revolucionarios, sino que tenía en contra a terratenientes, militares y hasta los Estados Unidos.

Digamos pues que el Che no era comunista ni dejaba de serlo.

En resumen…

Tenemos dos pacifistas (Jesús y Gandhi), dos revolucionarios (Lenin y Che) y un pensador (Marx)

Dos comunistas de verdad (Lenin y Marx), dos que rondaban ideas similares, pero en direcciones opuestas (Gandhi y Che) y uno que ni siquiera pasaba por allí (Cristo).

Cuatro ricos (Lenin, Marx, Gandhi y Che) y un pobre (Cristo).

Si juntásemos a los cinco en una misma habitación la cosa no iba a acabar bien.

Advertisements

One comment

  1. Muy bueno el disfraz de john clesse, si no desentonaría de las viñetas…
    Buen resumen, aunque no lo nombra, también debería de haber nombrado a Mao, en grupo ¿revolucionario y pensador? (junto al de la barba), quizás no esté tan mal visto como otros “gestores de ideas” tipo Stalin.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s