Desvaríos de un friki: Las precuelas (I)

Esta va a ser una entrada algo distinta a las que suelo hacer. Generalmente intento tocar temas de interés, más o menos, general. En este caso, voy a hacerla sobre un tema que aunque, a juzgar por las entradas vendidas, interesa a mucha gente; sólo a ciertos frikis nos “copa”. En resumen, voy a hablar de La Guerra de las Galaxias (en el futuro SW), más concretamente de lo malas que son las precuelas.

Podría hablar de lo ridículo de los guiones, personajes o diálogos; pero esos temas voy a dejarlos para futuras entradas (si no soy apedreado tras esta). En este caso quiero hablar, simplemente de los efectos especiales. Concretamente cómo, aunque gracias a los ordenadores se pueden hacer más cosas, en la mayoría de los casos el resultado es irreal; dando un aspecto general de dibujos animados. En mi caso, siempre que pienso en las precuelas las recuerdo como si fueran dibujos, más que imágenes reales. Pero antes de empezar, pongámonos en contexto.

Dos trilogías, dos estilos.

Uno de los mantras que Lucas repetía a los encargados de los efectos especiales es que quería mostrar un universo usado. Esto era una novedad respecto a la mayoría de las películas de ciencia ficción previas, en las que todo era nuevo y todos vestían uniformes dorados.

Aparentemente, la gola volverá.

En el episodio IV (como se le conoce ahora), Luke vive en una especie de cuevas hechas de adobe. Tiene un coche volador que, cláramente ha visto mejores épocas. Junto con Obi Wan contrata el Halcón Milenario que es definido como “cacharro” por toda persona que lo ve. Es cierto que esto ocurre en los arrabales del imperio y que en las partes más civilizadas las cosas parecen estar mejor; aún así, dos de las escenas más importantes de los episodios IV y V ocurren entre basura producida por el imperio. El universo de SW es un universo donde las cosas se usan, se estropean y se tiran o arreglan. Lo que vemos parece real, no un decorado recién pintado.

En las precuelas casi todo es nuevo. Naves pulidas y brillantes, edificios nuevecitos, un senado imperial que parece recién inaugurado. El hecho de que la mayoría de estas cosas estén hechas por ordenador y no filmadas en vivo tiene mucho que ver con el cambio de estilo.

Al menos tiene buenos efectos especiales

Cuando he hablado con alguien de estas cosas (más a menudo de lo que me atrevo a reconocer), mucha gente coincide en que las precuelas al menos tienen buenos efectos especiales. Mi impresión es la contraria, como ya he dicho, y puedo demostrarlo.

Veamos la siguiente imagen extraída de una página web en la que se la pone como ejemplo de buenos efectos especiales:

Yoda1

Clic para agrandar

He puesto algunos de los errores que me parecen más graves, pero para mí está claro que es un problema global. La imagen no parece nada real, es como un dibujo. El hecho de que la decoración sea completamente insulsa no ayuda a mejorar esa impresión.

Comparemos este Yoda hecho por ordenador con el Yoda del Imperio Contraataca:

Hecho un chaval estoy

Reconozco que es una marioneta y en movimiento se parece un poco a Epi y Blas; pero eso no te saca de la historia. No es difícil creerse que estás viendo un bicho de verdad. En la imagen estática el efecto es perfecto, nada indica que no es auténtica.

Como no todo va a ser criticar he hecho un experimento. He cogido la imagen anterior y la he modificado a mano para intentar solucionar alguno de los problemas que tiene. Está hecho a mano con Gimp, así que sigue pareciendo un dibujo. De hecho es posible que haya introducido nuevos problemas, pero creo que en general tiene mejor aspecto.

Yoda2

Clic

El bidón del fondo sigue siendo lo peor, pero al menos ahora el pelo genera sombra y es algo más realista, hay mucha más oclusión ambiental y los tejidos y piel tienen pelusilla. Aún así, la imagen sigue siendo muy irreal. Lo importante es que demuestra cuánto camino queda para que las imágenes por ordenador sean suficientemente realistas para escenas de este tipo.

Otro ejemplo extraído del mismo sitio:

De nuevo, las cosas desenfocadas del fondo son totalmente irreales. Falta oclusión ambiental por todas partes (el sitio donde el arco toca el suelo tendría que tener una línea más oscura, por ejemplo) y esas rocas parecen más falsas que una moneda de 3 euros. En movimiento la cosa no mejora nada. El resultado final es un desastre.

De hecho, todas las imágenes de la página web que he citado son más o menos igual de malas. Los que hayáis llegado hasta aquí podéis echarle un vistazo. Yo, por el momento, voy a dejarlo aquí; pero no garantizo que esta sea mi última palabra sobre el tema.

Un hombre hecho por ordenador subido en una cosa rara hecha por ordenador. Ambos ajenos al hecho de que han sido pegados sobre una foto de un prado.

Advertisements

One comment

  1. Pos vaya!, esas precuelas, me parecieron aburridas, y con enormes fallos de coherencia para mi, además del repugnante niñato ese en el episodio I, que me quito la ilusión de esa serie. Sin embargo tampoco me pare mucho en el tema de los efectos especiales, aunque si es verdad que me sonaba demasiado brillante. Pero ahora que veo los ejemplos que pones, es que la película me parece patética, esas rocas del fotograma, son solo un poco mejores que las del juego de asteroides, y ya no veo una entrada (arco o lo que sea), sino como cosas pegadas


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s